Soy body positive.

IMG_2982

Conocí el movimiento body positive hace, relativamente, poco tiempo y al igual que muchas personas, fue a través de Instagram. Me encantó que existiera toda una comunidad dedicada a transmitir mensajes positivos acerca de los cuerpos, creando espacios seguros para la expresión de ideas e inquietudes al respecto, para tener conversaciones acerca de la cultura de la dieta, la aceptación de los cuerpos, la discriminación y la diversidad.

Por mucho tiempo he tenido problemas de imagen corporal, con la percepción que tengo de mí misma y cómo me veo, pero eso no significa que no sea body positive. Si bien el movimiento promueve la aceptación y amor propios, no es sólo eso. Y aunque yo estoy en busca de esas cosas, trabajando cada día por liberarme de creencias sobre mi cuerpo que me impiden amarlo totalmente, sé que TODOS los cuerpos son válidos y que merecen respeto y amor.

También es importante mencionar que el body positive no se trata sólo de la aceptación de los cuerpos gordos, aunque tenga sus orígenes ahí.
Se trata de que aceptemos todos los cuerpos tal y como son, sin que importe el color de piel, el peso, las capacidades, origen étnico, edad y forma, todas características por las que son constantemente criticados.

Se trata de entender de dónde vienen esas críticas, de ver lo injusto que es el pretender que todos los cuerpos encajen en una sola idea de belleza impuesta por la sociedad, de rebelarse ante las enseñanzas sobre la belleza que nos han dado, de cuestionar nuestras convicciones, de apreciar la diversidad que existe a nuestro alrededor.

Muchas personas dedican mucho tiempo de sus vidas a perseguir lo que creen que es la perfección física, sin darse cuenta de que es imposible, de que el estándar de belleza establecido es inalcanzable, porque las imágenes en que se basa son falsas, porque cambia con el tiempo, porque siempre habrá algo más que modificar y porque está demasiado limitado.

Es momento de que dejemos de intentar modificar nuestros cuerpos y empecemos a modificar nuestros pensamientos y creencias, que dejemos de dedicar tiempo a sentirnos mal por no encajar y querer cambiar nuestra apariencia y empecemos a dedicarlo a hacer lo que realmente queremos y nos hace bien. Sí es posible.

Sé que hay mucha gente que no está de acuerdo con estas ideas y sé que cambiar la mentalidad colectiva es un proceso muy lento y difícil pero no me interesan esas personas.

Me interesan las que están hartas de sentirse excluidas, las que desean aprender y cuestionar su entorno, las que quieren sentirse bien, las que aceptan a los demás, las que son amables y que respetan.

Y yo siempre querré ser parte de un movimiento que promueva la aceptación y el amor.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s