El comportamiento autodestructivo. 

¿Por qué sigo haciendo cosas que sé que me hacen mal?

Esta pregunta ha sido una constante a lo largo de mi vida, he alejado a gente que quiero (y me quiere), me he autolesionado, he dejado proyectos que habrían sido importantes y buenos para mí, me he puesto en muchas situaciones de peligro y me he descuidado, en general. Y sé que hay muchas personas que se preguntan lo mismo.

El tema de la autodestrucción es abrumador porque para resolverlo tenemos que enfrentarnos al dolor, a nuestro lado más obscuro y ponernos cara a cara con nosotros mismos.

Algunos psicólogos dicen que los comportamientos autodestructivos podrían ser mecanismos para lidiar con el estrés o la presión que enfrentamos, o que provienen de una falta de autoconfianza y autoestima e incluso de sentimientos de odio propio.

Salir de ello no es algo que ocurre de la noche a la mañana, es un proceso largo, que vale la pena. El primer paso es identificar nuestros síntomas y hábitos.

Si estás leyendo esto, probablemente sabes (o sospechas) que eres una persona autodestructiva. Si necesitas confirmarlo, aquí hay una lista de hábitos y síntomas de las personas autodestructivas:

  1. Negarse a recibir ayuda. Rechazar consejos, no aceptar a las personas que se preocupan por nuestro bienestar, evitar ir al psicólogo o al médico.
  2. Sentir lástima por sí mismo. Se da inconscientemente y es cuando te “ahogas en tus penas”, en vez de tener una actitud proactiva ante las dificultades.
  3. Evadir responsabilidades. La tendencia a evadir oportunidades y responsabilidades, cuando se duda de las habilidades propias y se busca el camino más fácil para resolver la situación.
  4. Aislamiento. Adoptar ciertos comportamientos antisociales o de rechazo, con el objetivo de alejar a la gente.
  5. Aguantar el abuso de otros. No rebelarse ante el abuso físico o psicológico.
  6. Creerse incompetente. Verse a sí mismo como incapaz de lograr algo o como poco inteligente. Se puede utilizar como una forma de lidiar con la falta de confianza.
  7. Abuso de alcohol y drogas. Una forma de autodestrucción muy clara, que tiene consecuencias muy fuertes en las vidas de los adictos y de quienes los rodean.
  8. Autolesión. Un comportamiento extremo que es destructivo física y mentalmente.
  9. Trastornos alimenticios. Que están relacionados con una mala autoimagen.
  10. Gastar demasiado. Hacer gastos sin control, la adicción a las compras o a los juegos de azar.
  11. Sentimientos de derrota. Pensar cosas como “no voy a lograrlo”, “soy un fracaso”, “no tiene caso intentarlo”, etc.
  12. Esconderse de las emociones. No poder reconocer emociones (negativas o positivas), ocultar nuestros sentimientos y no expresarlos.
  13. Descuido físico. Ignorar las necesidades físicas y de salud. Por ejemplo, no dormir lo suficiente, comer comidas poco saludables, etc.

Si, al igual que yo, te sientes identificado con alguno de estos hábitos, es importante que recuerdes que tú tienes el control sobre tu vida. Si continuamos creyendo que no somos valiosos o que no merecemos amor, entonces nunca nos sentiremos satisfechos con nuestra vida, con nuestras actividades, pasatiempos y relaciones.
Tenemos que empezar a cultivar la relación con nosotros mismos, dejar de castigarnos y emprender el camino hacia la aceptación y el amor propio.

Para esto, hay que dedicarle mucho tiempo al descubrimiento de nuestra personalidad, escuchar a nuestro cuerpo para saber qué es lo que necesita, ver las cosas con más humor, apreciar la soledad y verla como una oportunidad para la introspección y empezar a enfocarnos en las cosas positivas que tenemos, en vez de sentirnos mal por las negativas.

Todo esto, podemos aprender a hacerlo, con esfuerzo y constancia, cada día.

Me gustaría conocer tu experiencia o lo que opinas sobre este tema, aquí tienes un espacio seguro, adelante.

 

 

 

2 Replies to “El comportamiento autodestructivo. ”

  1. Hace poco me di por enterada que desde muy pequeña he sufrido de TLP, por tanto, un comportamiento autodestructivo ha sido parte de mí todos estos años sin darme cuenta, por lo menos conscientemente… En mi caso creo que esto me “ayuda” ha ocultar mi dolor, a apagarlo; pero espero dejarlo algún día y vivir una vida plena si es preciso.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s